El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

 

Internet: ¿Aliado o Enemigo de la Productividad?



Se tienen pendientes, ocupaciones, tareas y otras actividades a lo largo del día, pero pensamos, “una miradita a mi perfil en la red social o ver un video en línea no le harán daño a nadie”. Por supuesto, el jefe se molesta, pero lo cierto es que este distractor puede influir positivamente en la productividad de empleados y trabajadores.

Internet, aliado de la productividad

Se tienen pendientes, ocupaciones, tareas y otras actividades a lo largo del día, pero pensamos, “una miradita a mi perfil en la red social o ver un video en línea no le harán daño a nadie”. Por supuesto, el jefe se molesta, pero lo cierto es que este distractor puede influir positivamente en la productividad de empleados y trabajadores.

Actualmente, existen empresas que suelen gastar en soluciones que limiten el uso de Internet durante las horas laborales o la entrada a ciertos portales que consideran sólo llevan a un empleado a perder el tiempo. Sin embargo, estudios en todo el mundo han demostrado que la web es una poderosa herramienta cuando se trata de un mejor desempeño laboral.

En la Universidad Nacional de Singapur se llevó a cabo un experimento en el cual tres grupos de personas tenían que identificar cuántas letras contenía un texto, después todos tomaron un descanso de 10 minutos en el cual se les asignaron actividades diferentes, unos realizaron una tarea sencilla, otros navegaron en Internet, y otro grupo tuvo libertad de hacer cualquier actividad. Finalmente, todos repitieron la misma actividad. El resultado de la investigación fue que los que entraron a la red obtuvieron mejores evaluaciones. De acuerdo con el estudio, un empleado que tiene la oportunidad de utilizar Internet durante su jornada laboral presenta menores niveles de cansancio y aburrimiento, así como un mayor interés por su trabajo.

Por supuesto, deben existir límites. Es viable bloquear sitios de descargas para impedir problemas de seguridad en los equipos. Además, es comprensible que si una persona pierde demasiado tiempo en asuntos personales o de entretenimiento no resultaría de valor para la organización. El promedio recomendado es no rebasar el 20% del tiempo laboral navegando en la red.

Prohibir el uso de Internet puede provocar la pérdida de personal valioso. Las nuevas generaciones están acostumbradas a comunicarse a través de Internet. Éstas lo ven no sólo como una forma para mantenerse en contacto con sus amigos, sino también como una poderosa herramienta de trabajo, que los ayuda a encontrar información y facilita algunas de sus tareas.

Al respecto, Randstad Holding propone contar con una eficiente estrategia de trabajo por objetivos que haga conscientes a los empleados de que deben distribuir su tiempo, de manera que ellos logren sus tareas diarias con la calidad solicitada. Este modelo es bien visto por los mexicanos, quienes se consideran más productivos teniendo acceso a Internet desde su trabajo, por lo que se muestran dispuestos a entrar en una cultura de responsabilidad y compromiso hacia las metas que su organización les asigna.

El tema también está relacionado con los horarios y herramientas de trabajo flexibles, cuya implementación aumenta el nivel de satisfacción de los trabajadores, de acuerdo con un estudio de Dell. Autorizaciones sencillas, como la elección de los dispositivos que pueden utilizar en apoyo a sus tareas laborales, hacen una gran diferencia en la manera en que el empleado percibe a su compañía. En ese sentido, el análisis afirma que las PyMES están más abiertas a este tipo de autorizaciones en comparación con las grandes empresas. Incluso las pequeñas compañías son más proclives a medir el desempeño de su personal con base en sus resultados y no en las horas que pasan en la oficina. En México, el 87% de los empleados utilizan sus dispositivos para uso personal y profesional.

Internet acorta distancias. Con el sistema adecuado, una persona puede acceder a su información y herramientas de trabajo desde cualquier lugar sin que ello represente un riesgo de seguridad o una baja productividad. Pensemos, por ejemplo, en las videoconferencias, que eliminan los gastos de un viaje y resultan efectivas, no sólo para mantener una comunicación más completa al poder ver las expresiones y reacciones de la otra persona, sino que también facilitan el intercambio de documentos, haciendo de esta aplicación en la red una de las favoritas para muchas empresas.

Las opciones para mantener este tipo de comunicaciones han crecido en valor, además de reducir los costos de adquisición y mantenimiento. La mayoría de éstas no requieren de gran infraestructura para funcionar, incluso ya no necesitan de altos niveles de Banda Ancha para otorgar una buena experiencia, incluso algunas pueden iniciarse desde un dispositivo tan pequeño como un smartphone o tablet.

Lo ideal es sacar ventaja de las opciones que Internet ofrece para mejorar los procesos en el campo de trabajo, pero tampoco se puede pensar que a través de éste cualquier lugar se convierte en una oficina. La modalidad de trabajo flexible sólo eleva la productividad de las personas si se lleva a cabo en un espacio de trabajo profesional.

En muchas ciudades los empleados instalan su lugar laboral en una café, donde tengan conexión a Internet, pero en estos lugares se encuentran con algunos retos que impiden un buen ambiente para desempeñar sus actividades. Regus señala que los mayores inconvenientes son: la seguridad de las pertenencias, la privacidad de los documentos y la conexión irregular a la red. En estos lugares existen distractores, como un cliente ruidoso, que arruina el ambiente necesario para trabajar, sin mencionar la falta de artículos de oficina y la incomodidad de tener un espacio privado.

Con las estrategias adecuadas, Internet es un gran aliado de la productividad. Dar libertad para utilizar este recurso como distracción es una buena opción para tener trabajadores más productivos que se basan en resultados.

 

 

 

 

 

Fuente: Network Information Center México S.C.



118 visitas